Tarta de queso japonesa muy esponjosa

Probablemente sea la tarta de queso con la textura más esponjosa que he probado en mi vida. La primera vez que la vi fue en Instagram, me salió un video sugerido y aluciné con ella. ¡Cómo temblaba esa tarta japonesa! Luego fue probarla y enamorarme de ella 😊 os aseguro que no os arrepentiréis.

Las medidas que aparecen en la receta son para un molde desmontable anti adherente de 14 cm de diámetro. Al final de la receta, en NOTAS, os incluyo también las cantidades adaptadas a moldes un poco más grandes.

Cosas importantes a tener en cuenta a la hora de preparar este cheesecake japonés

Si no tienes mucha soltura con la repostería, quizás este cheesecake japonés no sea la mejor idea para hacer. Si aún así te animas a hacerlo, tienes que tener en cuanta todas estas partes.

Es fundamental saber montar bien las claras a punto de nieve, que parece una tontería, pero si no lo haces bien, la tarta no va a salir. Esto son los pasos a seguir

  • Separa bien las yemas de las claras, que no quede ningún resto de cáscara de huevo ni yema en las claras.
  • El recipiente donde vas a montar las claras tienen que estar bien limpio y seco.
  • Cuando te asegures de todo lo anterior, con una batidora empieza a batir a velocidad media solo las claras y cuando veas que empiezan a montar un poco, echa 1/3 parte del azúcar. Esto es muy importante, no puedes echar el azúcar de golpe ni desde el principio porque pesa y eso evita que se monten las claras.
  • Ahora ya puedes subir la velocidad y sigue batiendo otro poco más. Añade otra 1/3 parte del azúcar y sigue batiéndolo. Así es como tienes que hacer hasta acabar con todo el azúcar. Solo quedaría echar la última 1/3 parte del azúcar y batirlo hasta que no se mueva ni un milímetro. Sabrás que está hecho cuando le des la vuelta al recipiente y no caiga nada.

Lo siguiente a tener en cuenta es que cuando mezcles los ingredientes, es mejor utilizar un batidor de mano y hacerlo con movimientos envolventes, poco a poco y por partes. Paciencia, no tengas prisa 😊

Por último, los tiempos de horneado. Cada horno es distinto, pero tienes que seguir los tiempos que indico en la receta. Cuando ya le cojas el tranquillo a la tarta y conozcas bien tu horno, sabes cuanto tiempo más o menos tienes que dejarlo al final para que se dore la parte de arriba.

Cómo hacer cheesacake japonés sin gluten

La mejor opción para hacer esta tarta de queso japonesa sin gluten es que sustituyas los 30g de harina de trigo por maicena. Por lo tanto, la cantidad total de maicena serían 40g. He visto otras recetas que hacen una combinación de maicena con almidón de tapioca y harina de arroz, pero en mi opinión, es más accesible la maicena y el resultado es el mismo.

¿Cómo preparar la cheescake japonesa vegana? No veo manera de veganizar esta tarta de queso sin perder lo esponjosa que es. Los huevos juegan un papel muy importante en esta receta y no estoy segura de que la aquafaba en este caso consiga el mismo efecto. Si lo probáis a hacer, ya me contáis!

Cheescake japonés

Probablemente sea la tarta de queso más esponjosa que vayas a probar.
Tiempo de preparación30 min
Active Time1 h 30 min
Plato: Postre
Keyword: cheescake, comida japonesa, postres japoneses, tarta de queso
Yield: 1

Equipment

  • Molde redonde desmontable de 14cm de diámetro
  • 2 recipientes para mezclar ingredientes
  • Espátula
  • Papel de horno
  • Batidor de mano
  • Molde o recipiente para horno más grande que el molde de la tarta

Materials

  • 130 g Crema de queso
  • 35 g Mantequilla
  • 50 ml Leche entera
  • 3 Huevos
  • 30 g Harina de trigo
  • 10 g Maicena
  • 60 g Azúcar
  • Agua caliente

Elaboración paso a paso

  • Lo primero es separar las yemas de las claras y guardas las claras en la nevera. Aprovecha a echar las yemas en el recipiente que vayas a utilizar para mezclar ingredientes.
  • En un recipiente echa la mantequilla, la leche y la crema de queso. Hay que calentarlo al baño maría para derretir bien la mantequilla. Pon una olla o cazo con agua a calentar y coloca el recipiente encima. Poco a poco se irá derritiendo y mezclando los ingredientes.
  • Cuando esté todo bien líquido, retira el recipiente de la olla. Ahora echa la harina de trigo y maicena tamizada. Puedes utilizar un tamizador o un colador. Échalo poco a poco para remover y mezclar bien los ingredientes con un batidor. Por último, añade las yemas de uno en uno.
  • En otro recipiente vamos a montar las claras a punto de nieve. Con la batidora de varillas, empieza solo batiendo las claras a velocidad media y cuando empiecen a montar, añade 1/3 parte del azúcar. Ahora puedes subir la velocidad y poco a poco echar el resto del azúcar. Estará listo cuando las claras no se muevan ni un milímetro. Tanto que si le das la vuelta al recipiente, no se cae.
  • Ahora hay que mezclar las claras montadas con el resto. Es mejor hacerlo poco a poco, echar 1/3 parte de las claras montadas y mezclarlo bien, para asegurarnos de que nos quede uniforme.
  • Prepara el molde y echa la mezcla. Colócalo dentro del otro recipiente y echa el agua caliente.
  • Tiempos de horneado:
    Precalienta el horno a 120º
    – Primero, hornea 20 minutos a 120º
    – Sube la temperatura a 150º durante 15 minutos.
    – Abre la puerta del horno para que salga el calor durante 10 segundos y baja la temperatura a 100º durate 40 minutos.
    – Apaga el horno y dejar que la tarta repose 10 minutos dentro del horno antes de sacarla.

Notas

Cantidades adaptadas para un molde de 18cm de diámetro:

  • 60ml de leche
  • 160g de crema de queso
  • 40g mantequilla
  • 40g de harina de trigo
  • 15g de maicena
  • 5 huevos
  • 90g de azúcar
 

¿Has hecho esta receta? Súbela a Instagram y mencióname @beaorviz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recipe Rating




Close
Bea Orviz © Copyright 2020
Close